Blasi lleva con nosotros muchos años, es muy cariñosa, solo quiere estar encima de tus piernas para que la acaricies y des mimos. Hace años no podías acercarte a ella porque bufaba sin parar y ahora no se separa de ti y va a tu lado como si fuera un perrillo. La adopción tendría que ser en un hogar sin gatos o con gatos positivos a leucemia ya que Blasita es positiva.

Blasi