Zap474989

¿Quiénes somos?

El Albergue de Luz es una Asociación sin ánimo de lucro en defensa de los animales

Lo compone un pequeño grupo de voluntarios particulares, no recibimos ningún tipo de ayuda, todos los gastos los financiamos de nuestros trabajos, del teaming solidario y donativos de adoptantes y algunos socios, pero aún así no es suficiente para poder costear todos los gastos que esta dura labor conlleva. Tenemos a más de cien gatos a nuestro cargo, la mayoría son asilvestrados que por accidente, enfermedad o minusvalía, no pueden volver a la calle; también tenemos recogidos gatos dóciles o caseros abandonados, a los que intentamos reubicar en casas de acogida hasta su futura casa de adopción. Hace poco nos constituimos en Asociación para intentar conseguir algún tipo de ayuda, ya que son muchos los abandonos y maltratos y es muy dificil poder salvar a tantos sin más recursos que los del sacrificio de unas cuantas personas y más en estos tiempos que corren, pero los animales son los grandes olvidados y aún no hemos conseguido nada.

Los pilares de nuestro proyecto:

-Defender los derechos de los animales a favor de su protección y bienestar.

-Promover y procurar la acogida, recuperación, preparación y búsqueda de adopción de los animales domésticos abandonados.

-Evitar la utilización de animales en espectáculos, peleas, fiestas o cualquier otra actividad que implique crueldad, maltrato, vejación, sometimiento a estrés o les haga objeto de tratamientos inadecuados o antinaturales.

-Proteger el medio ambiente.

 

Nuestros comienzos:

El Albergue de Luz se fundó en 2009, cuando se cerró la perrera de San Sebastián de los Reyes. Luz era voluntaria de la perrera y se hizo cargo de todos los animales que quedaban allí (algunos perros y gatos sobre todo) ya que iban a sacrificarles. Gracias a su experiencia en voluntariado y su amor incondicional por los animales, los consiguió reubicar a todos en un terreno, que aunque en condiciones precarias era un hogar para ellos. Sin subvenciones de ningún tipo, ni dinero para poner el refugio en condiciones, el Albergue siguió avanzando gracias a la colaboración de los voluntarios que rodean a Luz, y la solidaridad de las personas que aportaron su granito de arena. No sólo hay gatos de lo que fue la antigua perrera sino que también hemos rescatado animales que corrían un gran peligro, con necesidades específicas o que vivían alguna situación traumática.

AYÚDANOS A SALVAR VIDAS, SOLOS NO PODEMOS 

PrintEmail